10 formas de evitar el agotamiento cuando se trabaja desde casa

07.04.2021

10 formas de evitar el agotamiento cuando se trabaja desde casa

Trabajar desde casa puede ser una bendición y una maldición. Aunque el corto trayecto de la cama al escritorio es una ventaja, es muy fácil que los límites entre el trabajo y la vida personal se difuminen. Tener acceso a tu equipo de trabajo las 24 horas del día puede significar que las pausas para comer sean más cortas, que se trabaje hasta más tarde e incluso que se trabaje durante el fin de semana. Con la reciente pérdida de empleo de muchas personas, la presión por el rendimiento nunca ha sido mayor para los empleados.

Un estudio del Health and Safety Executive (Ejecutivo de Salud y Seguridad) reveló que, en 2020, 828.000 trabajadores sufrieron estrés, depresión o ansiedad por primera vez o durante mucho tiempo. No es de extrañar teniendo en cuenta los cambios de estilo de vida a los que obliga la COVID. Uno de los mayores problemas a los que se enfrentan los empleados es lo que los psicólogos denominan "agotamiento pandémico". Un estudio de Ipsos Mori reveló que al 60% de los británicos les resulta difícil ser positivos día tras día.

Entonces, ¿qué pueden hacer los que trabajan desde casa? Antes de revelar nuestras 10 mejores maneras de evitar el agotamiento, tenemos que entender de dónde viene y cómo reconocerlo.

 

 

1. Qué es el agotamiento profesional o burnout

El NHS (Servicio nacional de salud en el Reino Unido) reconoce que el burnout es una forma de estrés. Si te encuentras en un estado de burnout, puedes encontrarte emocional, física y mentalmente agotado. El burnout puede afectar a cualquiera y suele producirse cuando una persona se siente abrumada e incapaz de satisfacer las exigencias constantes.

Cada persona tiene diferentes factores desencadenantes del agotamiento, y a menudo es una mezcla de diferentes tensiones lo que lleva a un colapso del bienestar personal. Algunos factores desencadenantes del estrés son:

  • Falta de equilibrio entre la vida laboral y la personal
  • Carga de trabajo inmanejable
  • Falta de comunicación y retroalimentación
  • Presiones de tiempo y plazos
  • Presión de rendimiento inalcanzable
  • Miedo a perder el trabajo

 

 

2. ¿Cuáles son los síntomas más comunes del burnout o agotamiento profesional?

A menos que hayas experimentado el agotamiento antes, puede ser difícil determinar si lo estás padeciendo. Además, dado que el estrés laboral tiene una escala variable y cada persona tiene una tolerancia diferente, no existe un enfoque uniforme del agotamiento.

Si sientes algo de lo siguiente, o notas lo siguiente en un colega, podría estar agotado o quemado:

  • Dolores de cabeza y de estómago diarios
  • Ataques de pánico
  • Reducción del rendimiento
  • Cambio en los hábitos de sueño
  • Lágrimas y aumento de las emociones
  • Sentimientos de temor o ira hacia el trabajo
  • Falta de concentración o creatividad
  • Alejamiento de los compañeros
  • Mayor cansancio e irritabilidad
  • Postegración de temas

El burnout puede compartir síntomas con problemas de salud mental, como la depresión. No es raro que el burnout coincida con la depresión o la ansiedad. Si estás experimentando burnout junto con cualquier otro problema de salud mental, reserva una cita con tu médico de cabecera.

 

3. Cómo saber si estás trabajando demasiado

Si experimentas alguno de los síntomas anteriores, o te encuentras generalmente mal, podría ser una señal de que estás trabajando demasiado. Si tienes la sensación de que cada día es un mal día, te falta energía o sientes que nada de lo que haces se aprecia, podrías estar en camino del agotamiento.

Experimentar el agotamiento puede parecer una grave falta de control. Sin embargo, hay medidas positivas que puedes tomar para afrontar la situación y empezar a recuperar una forma de trabajo más saludable. Los 10 consejos siguientes pueden ayudarle a recuperar la energía, la concentración y la sensación de bienestar.

1. Habla con tu jefe y tus compañeros

Abrirse al jefe y a los amigos del lugar de trabajo en los que se confía es un primer paso fantástico cuando se trata del agotamiento. Es muy saludable confiar en tus colegas y, en la mayoría de los casos, ayuda a los jefes a entender las áreas en las que el personal necesita ayuda. Si te dan demasiado trabajo, exprésalo, lo más probable es que haya otros empleados que se sientan exactamente igual y que tus jefes puedan rectificar incorporando a un nuevo empleado. Las conversaciones abiertas y sinceras ayudarán a fomentar los cambios que necesitas para ser más feliz en el trabajo.

2. Tómate un tiempo libre

No hay que avergonzarse por alejarse de una situación poco saludable. Aunque la gente diga que trabajar desde casa es fácil, eso no significa que no merezcas recargar las pilas y recuperarte del agotamiento. Pide días de baja por enfermedad o reserva unas vacaciones anuales para ayudar a tu recuperación.

3. Introducir límites

Aprender a decir "no" es difícil, pero puede ayudar a combatir el agotamiento. No asumas demasiadas cosas y asegúrate de que trabajas las horas que te corresponden, sin hacer horas extra ni trabajar los fines de semana. El equilibrio entre tu vida laboral y la personal no debe ser diferente al que tendrías si estuvieras en tu lugar de trabajo habitual.

4. Mejora tu estado de ánimo con el ejercicio

El ejercicio no sólo mejora tu salud física, sino que las endorfinas que se liberan con el ejercicio también pueden beneficiar tu bienestar mental. Dar un pequeño paseo durante la pausa para comer o hacer ejercicio durante 20 minutos después de fichar puede aumentar tu felicidad y energía, así como agudizar tu concentración mientras relajas tu mente.

5. Alimentar el cuerpo correctamente

Al igual que poner el combustible equivocado en un coche, comer mal puede tener un impacto en tu estado de ánimo y en tus niveles de energía. Si estás luchando contra el agotamiento, ocuparte de tu dieta puede ayudarte a sentar una base sólida para mejorar tus niveles de estrés. Intenta minimizar el consumo de azúcar y carbohidratos e introduce alimentos integrales y ácidos grasos omega-3 para mejorar tu estado de ánimo.

6. Crea una oficina en casa organizada

Un espacio de trabajo ordenado fomenta una mente ordenada, y puede que descubras que eres más productivo cuando estás organizado. Tu oficina en casa debe fomentar una mentalidad de trabajo saludable, con una configuración ergonómica y mucho espacio de almacenamiento para ayudarte a trabajar eficientemente cada día.

7. Potencia el valor de tu función

Cuando estás agotado puede ser fácil sentirse poco apreciado. También puede sentir que no mereces tu trabajo. Intenta reconocer tu valor centrándote en cómo tu función ayuda a tus compañeros. Incluso si una tarea es mundana, concéntrate en lo beneficioso que será para los demás.

8. Duerme lo suficiente

El cansancio puede agravar los síntomas del burnout, ya que tiendes a pensar de forma irracional cuando estás agotado. También es probable que tu productividad en el trabajo se vea afectada. Dormir lo suficiente es increíblemente importante para desconectar mucho antes de la hora de acostarse.

9. Socializa con tus colegas

Tener una red de apoyo interna en el trabajo es importante. Sentirse solo es un efecto secundario real de trabajar desde casa que puede empeorar el agotamiento. Dedica un tiempo diario a acercarte a tus compañeros cuando necesites un descanso y considera pasar tiempo con ellos fuera del trabajo para fortalecer las relaciones.

10. Haz más de lo que te hace feliz

Si tu trabajo te hace infeliz, intenta dedicarte a cosas que te hagan feliz. El agotamiento puede ser más fácil de afrontar cuando haces más cosas que te gustan. Esto puede incluir pasar tiempo con la familia y los amigos, dedicarte a una afición o simplemente ver una película que te haga sentir bien con tu comida favorita.

¿Cómo puedo trabajar desde casa sin quemarme?

1 de cada 4 personas sufre un problema de salud mental cada año. Debido a la pandemia y a la creciente necesidad de trabajar desde casa, el trabajo a distancia se ha convertido en la nueva normalidad. Aunque tiene sus ventajas, para muchas personas puede resultar difícil.

Cuidar de uno mismo es primordial cuando se trata de lidiar con el agotamiento, sin embargo, esto puede ser un reto cuando se está en plena agonía del problema en sí. Adoptar las ideas anteriores puede ayudarte a empezar a disfrutar de nuevo de tu trabajo. Pero recuerda que la comunicación con las personas con las que trabajas es fundamental y que ellas también podrán apoyarte.

El agotamiento es algo serio y no debes luchar solo. Si crees que un apoyo adicional sería beneficioso, acude a tu médico de cabecera. También puedes encontrar más información en estos enlaces de más abajo:

Productos destacados

Bloc de notas de sobremesa de cristal Leitz Cosy
Ver el producto
Caja de almacenamiento portátil Leitz Cosy
Ver el producto
Caja de almacenaje mediana Click & Store WOW en forma de cubo de Leitz
Ver el producto
Purificador de aire Leitz TruSens ™ Z-3000 con monitor de calidad del aire SensorPod ™, sala grande
Ver el producto